Pages

lunes, 15 de octubre de 2012

Políticamente independiente

Saludos queridos lectores de este aislado blog. Esta es una nota un tanto más personal pero que admito a que se deje leer por cualquier persona que pase por aquí. Hoy revisando mi lista de lectura de Blogger me tope con que tenía muchos blogs que me hacían estorbo, que no leía en su mayoría. Me dispuse a revisar cada uno de ellos y fui eliminando de la lista de lectura siguiendo unos pasos de Sócrates para evitar el chisme. Este no lo leo, no lo leo, no lo leo... y así sucesivamente con alrededor de unos 20 blogs.
Descubrí algo interesante en ello: todos eran blogs de política. He de admitir que me quede anonadado sobre esto, algunos eran sobre anarquismo, otros sobre nacionalismo (esta extraña mezcla llamada nacional-anarquismo, luego hablaré sobre ella) y otros un tanto menores.
Después de reflexionar un tanto la situación he descubierto que simplemente no le tengo gusto a la política o por lo menos a alinearme a una, me siento libre de decirme Políticamente independiente. Tal vez no tenga una definición bastante estricta de esto, pero las palabras hablan por sí solas y la imagen no hace falta. Puedo decir que no me siento identificado con la izquierda, ni la derecha, tengo ciertos gustos con el tercerposicionismo pero esta gente me parece un tanto descarriada (¿Por qué seguir a un líder muerto hace 67 años?), simplemente no siento encajar con ellos.
Esto no significa que no tenga algún ideal político, algo que seguir, pero no soy tan conformista como para declararme absoluto a algo. Contradice mis sentidos curiosos y que me han llevado tan lejos. Tampoco quiere decir que me mostrare indiferente, pues la indiferencia es peligrosa, es solamente una posición neutral y de darle la razón a quién la tenga basados en fundamentos que puedan ser demostrados y aplicados en la realidad. Esto por supuesto no implica darle a exclusividad a alguien, sino de darle la oportunidad a todos, sin juzgar de políticamente correcto e incorrecto a quién exponga una visión.

Por mí parte ya era hora de dar ese salto, la verdad es que me estaba hastiando demasiado y mi cuenco mental se estaba desbordando por exceso de información. Tengo que limpiar mi mente, no puedo pasarme devanándola tanto tiempo en temas que no valen demasiado la tema cuándo mucho la necesito para mi carrera.

3 comentarios:

Pitt Tristán dijo...

Diría que es un entrada que bien podría haber firmado yo mismo. Además, y esto no es coña, me ha producido un déjà vu.
Gracias por leernos -y más después de esta declaración de intenciones- pero nuestro blog es ideal para tí porque no necesita ningún esfuerzo de abstracción para leer las paridas que escribo.
Gracias de nuevo.

OBIERZO dijo...

De todas maneras Aleksander no me podras negar, ya que por el blog que administro hemos debatido mucho, que si se te podria definir como "anti-identitario". ¿En que posicion enmarcarias a alguien que es enemigo de la revolucion blanca¿?

J Aleksander von Hackstahl dijo...

@Pitt: gracias por leer el artículo Pitt, y además yo sé que su blog es lo ideal para alguien de mis ideas. Y debo agradecerle también la bienvenida que me hizo en su blog, en muy pocos lados se vé algo así.

@Obierzo: "Anti-identitario". Es un tanto acertada, sería valido y podría aplicar, pero incluso tiene el riesgo de pecar de etiquetar al igual que escoger otra corriente política.
Desde mi perspectiva la revolución blanca no existe. Es la consecuencia de modelos políticos que podrían pretender "defender" a la raza. Pero eso cualquiera lo puede hacer. Un posible enemigo sería aquel que simplemente no quiere de exista esta expresión, es decir, aquel que quiere que desaparezca en favor de otros intereses. La islamización europea es un interesante ejemplo, la forma en que se pretende hacerse sobreponer sobre la tradición europea es una amenaza, y una falta de respeto. Incluido decir que son un peligro para ellos mismos, pues también pretenden asesinar su propia cultura. Otro ejemplo sería lo que se lleva por racismo anti-blanco, que más bien podría ser una consecuencia de evitar parecer políticamente incorrecto. Por eso asumo que los absolutismos y extremismos políticos son peligrosos, podría estar en cualquier posición dentro del universo político.
Gracias por darse una vuelta, debo agradecerlo, y otra vez porque Piensa en los Tuyos ha canalizado gente a mi blog.