Pages

miércoles, 31 de octubre de 2012

Entre Halloween y Día de muertos

Saludos nuevamente queridos lectores de este polvoriento blog.
Hoy quisiera hablar de dos días que son iguales todos los años y que lamentablemente todos los años son lo mismo. Se llaman tradiciones y ciertamente lo son, pero estas dos tienen lo interesante de que están muy cerca una de la otra y que curiosamente parecen opuestas: Halloween y Día de muertos.
Empezemos por una pequeña descripción: Halloween viene de la víspera del día de todos los santos, es decir, All Hallows' Eve, que fonéticamente suena similar a la palabra que ya conocemos. Es una fiesta de origen celta, el Samhain, que es el fin del año celta y que a su vez significa fin del verano, que consiste en la recogida de la cosecha, además de que era el tiempo en el que los espíritus de los difuntos bajaban a la tierra guiados por luces (piezas de carbón ardiente en nabos) a visitar sus hogares. Con la venida del cristianismo la fiesta fue cristianizada con el nombre de día de todos los santos. Posteriormente se modernizaría a lo que conocemos ahora
El día de muertos es una fiesta prehispánica de origen indígena de México (aunque existe en otras culturas americanas) que básicamente es simplemente un recordatorio a los difuntos, aunque la perspectiva antigua no incluía muchas cosas que ahora existen, como las calaveras y la representación de la muerte. Cuándo los europeos llegaron las fiestas se mezclaron con el día de todos los santos, derivando con lo que ahora conocemos.
No es de sorprenderse que estén tan cercas, tanto Samhein y el Día de muertos prehispánico son fiestas paganas que han sido cristianizadas de alguna manera conviviendo entre tres días: 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre. La coincidencia pude deberse al conteo del tiempo, ambas culturas usaban calendarios y modelos lunares para contar el tiempo, además de que en el hemisferio norte los cambios climáticos del calor al frío ocurren alrededor de estas fechas. Cuando fueron trasladadas al cristianismo evidentemente conservaron su posición en el calendario.
Las diferencias entre Halloween y Día de muertos no tienden a ser muchas, solamente de posición geográfica y de cosmología de sus culturas de origen.

Algo que hastía de esta temporada es el clásico choque 31/10 vs 02/11. Hastía porque en parte los medios de comunicación dejan ver la hipocresía y su doble moralidad de "conservar nuestras tradiciones" con sus anuncios de origen extranjero: suave patria, tu tierra esta cubierta de corn flakes. Este nacionalismo es enfermizo, simplemente parece que no tienen mucha idea y se quieren sentir muy mexicanos cuando lo único que están haciendo es dejar clara su ignorancia respecto al origen de ambos días. Recalcar que lo mexica o azteca puro ya quedo atrás y que no todos los mexicanos descendemos o somos aztecas.
Y aunque algo así pudiera determinar que valores tradicionales tomar, tendríamos entonces algún derecho sobre el Samhain, ¿no es así? Desde que en España había celtas y puesto que México es una nación producto del choque de dos mundos, entonces tendrían que existir evidentemente el doble de tradiciones. Y siendo ambos países naciones cristianas, saquen ustedes sus conclusiones.

El día de muertos es patrimonio intangible de la humanidad. Pero no lo es las calaveras literarias, ni los dulces, ni los altares: es la tradición indígena que hacen ciertos pueblos del centro y sur de México en estos días, cosas que hacen en pueblos de Michoacan, ir a pasar la noche al cementerio, o como en Yucatán, como ir a limpiar los huesos de los difuntos. Esas son las tradiciones que son patrimonio de la humanidad, no el ahora día de muertos contemporáneo. Además de recalcar que esta bien indicado que la tradición no corre ningún peligro, solamente se esta ajustando y alcanzando dimensiones estéticas únicas que son reconocibles en el mundo.

Así que en mi conclusión yo no veo ese supuesto choque de Halloween con Día de muertos, es simplemente una compaginación de dos días. Tenemos tanto que compartir con el mundo que un solo día no alcanza, desde historias de terror, leyendas, visión de la muerte y hasta formas de recordar a los muertos.

lunes, 15 de octubre de 2012

Políticamente independiente

Saludos queridos lectores de este aislado blog. Esta es una nota un tanto más personal pero que admito a que se deje leer por cualquier persona que pase por aquí. Hoy revisando mi lista de lectura de Blogger me tope con que tenía muchos blogs que me hacían estorbo, que no leía en su mayoría. Me dispuse a revisar cada uno de ellos y fui eliminando de la lista de lectura siguiendo unos pasos de Sócrates para evitar el chisme. Este no lo leo, no lo leo, no lo leo... y así sucesivamente con alrededor de unos 20 blogs.
Descubrí algo interesante en ello: todos eran blogs de política. He de admitir que me quede anonadado sobre esto, algunos eran sobre anarquismo, otros sobre nacionalismo (esta extraña mezcla llamada nacional-anarquismo, luego hablaré sobre ella) y otros un tanto menores.
Después de reflexionar un tanto la situación he descubierto que simplemente no le tengo gusto a la política o por lo menos a alinearme a una, me siento libre de decirme Políticamente independiente. Tal vez no tenga una definición bastante estricta de esto, pero las palabras hablan por sí solas y la imagen no hace falta. Puedo decir que no me siento identificado con la izquierda, ni la derecha, tengo ciertos gustos con el tercerposicionismo pero esta gente me parece un tanto descarriada (¿Por qué seguir a un líder muerto hace 67 años?), simplemente no siento encajar con ellos.
Esto no significa que no tenga algún ideal político, algo que seguir, pero no soy tan conformista como para declararme absoluto a algo. Contradice mis sentidos curiosos y que me han llevado tan lejos. Tampoco quiere decir que me mostrare indiferente, pues la indiferencia es peligrosa, es solamente una posición neutral y de darle la razón a quién la tenga basados en fundamentos que puedan ser demostrados y aplicados en la realidad. Esto por supuesto no implica darle a exclusividad a alguien, sino de darle la oportunidad a todos, sin juzgar de políticamente correcto e incorrecto a quién exponga una visión.

Por mí parte ya era hora de dar ese salto, la verdad es que me estaba hastiando demasiado y mi cuenco mental se estaba desbordando por exceso de información. Tengo que limpiar mi mente, no puedo pasarme devanándola tanto tiempo en temas que no valen demasiado la tema cuándo mucho la necesito para mi carrera.

sábado, 6 de octubre de 2012

De la política absolutista

Saludos de nuevo a todos. Seguiré con mi ciclo de pensamientos y escritos que son bastante depresivos y nocivos al pensamiento general. No es una idea de sentirme un rebelde o un antisistema, pero la verdad es que no hay otra forma de sentirse.
Enfrentarse al mundo es difícil, en especial si eres una persona con perspectivas diferentes y que habla de cosas muy abstractas que se salen del razonamiento del resto de la gente. Ok, maldita sea, solo soy así. Mi costumbre es ver todo como un número y con una probabilidad de algún evento. Digo, no es por desmoralizar a la gente o tratarla como simple estadística, pero esa es mi interpretación del mundo.
Es cierto que el mundo no tolera ver a gente pensar diferente. Les gustan las líneas rectas aunque estas se sigan llamando curvas. Siempre he sido blanco de comentarios bastante agresivos por llevar una idea política nada convencional. E incluso para los que siguen dichas ideas de tercerposicionismo o tercera vía mis ideas les parecerán demasiado radicales. Esto se debe a que todo lo que hacemos y creemos en realidad son construcciones sociales, encaminadas a encasillar y a clasificar. Existen muchos, derechistas, izquierdistas, tercerposicionistas, y de toda diversidad posible. Pero todas cometen algo en común, que la cual no estoy seguro si es un error: se dejan llevar por el absolutismo. ¿Por qué es imposible creer en muchas ideas de diferentes compendios de idearios distintos? La gente a veces se obsesiona por llevar las cosas así, es simplemente como dije una construcción social de cuando las personas se juntan en grupos de comunes denominadores, como los grupitos en los salones de clases.
No esta mal escoger y decidir cuál es tu orientación política, pero tal cual es nocivo permanecer en indiferencia tal cual es peligroso ser cerrado y absolutista. Es decir, sí decimos que el tiempo camina y la humanidad en su pensamiento cambia ¿por qué no abrirse paso a nuevas ideas, a los cambios? ¿Evolución o estancamiento? Y esto le ocurre a mucha gente en el mundo. Desde simples mortales hasta políticos importantes. Se aferran y se quedan pegados ahí, estáticos, solo porque moverse un poco podría implicar un suicidio político o una ambigüedad.
No soy ningún proselitista político. Pero soy una persona interesada en la política y me aventuro a decir que esta puede ser más flexible y menos rígida.
Así que finalmente, después de estás palabras, simplemente reflexionen un poco de cómo están llevando su alineación política. Muchos dirán que estoy loco, que es imposible traspasar las fronteras de un sistema unidimensional como la izquierda y la derecha, pero por lo menos piénselo un momento, porque admitamos que no toda la gente que esta afiliada a un grupo político es igual, aunque lo aparenten. Ya sí desean aferrarse a sus ideas es su decisión, son libres de hacerlo.
Se sorprenderán.