Pages

sábado, 6 de octubre de 2012

De la política absolutista

Saludos de nuevo a todos. Seguiré con mi ciclo de pensamientos y escritos que son bastante depresivos y nocivos al pensamiento general. No es una idea de sentirme un rebelde o un antisistema, pero la verdad es que no hay otra forma de sentirse.
Enfrentarse al mundo es difícil, en especial si eres una persona con perspectivas diferentes y que habla de cosas muy abstractas que se salen del razonamiento del resto de la gente. Ok, maldita sea, solo soy así. Mi costumbre es ver todo como un número y con una probabilidad de algún evento. Digo, no es por desmoralizar a la gente o tratarla como simple estadística, pero esa es mi interpretación del mundo.
Es cierto que el mundo no tolera ver a gente pensar diferente. Les gustan las líneas rectas aunque estas se sigan llamando curvas. Siempre he sido blanco de comentarios bastante agresivos por llevar una idea política nada convencional. E incluso para los que siguen dichas ideas de tercerposicionismo o tercera vía mis ideas les parecerán demasiado radicales. Esto se debe a que todo lo que hacemos y creemos en realidad son construcciones sociales, encaminadas a encasillar y a clasificar. Existen muchos, derechistas, izquierdistas, tercerposicionistas, y de toda diversidad posible. Pero todas cometen algo en común, que la cual no estoy seguro si es un error: se dejan llevar por el absolutismo. ¿Por qué es imposible creer en muchas ideas de diferentes compendios de idearios distintos? La gente a veces se obsesiona por llevar las cosas así, es simplemente como dije una construcción social de cuando las personas se juntan en grupos de comunes denominadores, como los grupitos en los salones de clases.
No esta mal escoger y decidir cuál es tu orientación política, pero tal cual es nocivo permanecer en indiferencia tal cual es peligroso ser cerrado y absolutista. Es decir, sí decimos que el tiempo camina y la humanidad en su pensamiento cambia ¿por qué no abrirse paso a nuevas ideas, a los cambios? ¿Evolución o estancamiento? Y esto le ocurre a mucha gente en el mundo. Desde simples mortales hasta políticos importantes. Se aferran y se quedan pegados ahí, estáticos, solo porque moverse un poco podría implicar un suicidio político o una ambigüedad.
No soy ningún proselitista político. Pero soy una persona interesada en la política y me aventuro a decir que esta puede ser más flexible y menos rígida.
Así que finalmente, después de estás palabras, simplemente reflexionen un poco de cómo están llevando su alineación política. Muchos dirán que estoy loco, que es imposible traspasar las fronteras de un sistema unidimensional como la izquierda y la derecha, pero por lo menos piénselo un momento, porque admitamos que no toda la gente que esta afiliada a un grupo político es igual, aunque lo aparenten. Ya sí desean aferrarse a sus ideas es su decisión, son libres de hacerlo.
Se sorprenderán.

No hay comentarios: