Pages

domingo, 28 de octubre de 2007

Ella decidio eso...

"... Por eso, para los 'amargados', los héroes y los locos son siempre fascinantes: no tienen miedo de vivir ni de morir. Tanto loa héroes como los locos se muestran indiferentes ante el peligro y siguen adelante, a pesar de que todos les insisten a que no hagan aquello. El loco se suicida; el héroe se ofrece al martirio en nombre de una causa, pero ambos mueren. Y los 'amargados' pasan muchas noches y días comentando el absurdo y la gloría de ambos tipos. Es el único momento en que por el amargado cobra fuerzas para trepar su muralla de defensa y al ver un poquito afuera, pero pronto se le cansan las manos y pies y vuelve a la vida diaria..."

No me llevare el principio con esta cita de el libro Veronika decide morir, del autor brasileño Paulo Coehlo.
Este libro, no muy grande y ligero de leer, es muy interesante para las personas que tienen una percepción de la vida distinta a los demás y además te deja algo interesante: el valor de la vida. En algún momento, el que lee el libro se siente identificado con algún personaje (yo me identifique más con Eduard). Léanlo, es muy bueno, recomendable. Esta cita es la que más me gusto, aquí la ficha:
Coehlo, Paulo. Veronika decide morir. Grijalbo. México. Agosto 2001. Página 102.

"...El 'amargado crónico ' solo advierte su dolencia una vez a la semana: las tardes de los domingos. Como no tiene trabajo o la rutina para aliviar los síntomas, percibe que algo anda mal, pues la paz de esas tardes es infernal, el tiempo no acaba de pasar y una constante irritación se manifiesta libremente. Pero llega el lunes y el 'amargado' de inmediato olvida sus síntomas y hasta hecha pestes por que nunca tiene tiempo de descansar, quejándose de que los fines de semana pasan muy rápido..."